El aceite de argán es un aceite procedente de la región de Arganeraie, en Marruecos. Su popularidad ha crecido muchísimo durante los últimos años gracias a sus propiedades naturales. No en vano, el aceite de argán es usado tanto en el sector de la gastronomía, pues se trata de un aceite comestible, como en el sector de la cosmética. En concreto, el aceite de argán se utiliza como hidratante natural de la piel, para combatir afecciones como el acné, para combatir los signos del envejecimiento o para proteger los labios. También, por supuesto, para el pelo.

 

Usos del aceite de argán en el cabello

Y es que las propiedades del aceite de argán lo convierten también en un maravilloso aliado para la salud de nuestro cabello y de nuestro cuero cabelludo. Así, podemos encontrarlo no solo como producto aislado. También como ingrediente fundamental de muchos champús y acondicionadores. Sus vitaminas esenciales, sus minerales y sus ácidos grasos nos obligan a prestarle mucha atención si queremos realizar un buen cuidado capilar. ¿Pero cuáles son exactamente sus aplicaciones para nuestro pelo?

En primer lugar, y como apuntábamos antes en relación al empleo del aceite de argán para la cara y la piel en general, este ingrediente natural cuenta con enormes propiedades hidratantes. Si quieres conseguir un cabello hidratado, sin sequedad y con mucho brillo, es una opción más que recomendable. También resulta muy útil en aquellos cabellos con las puntas muy abiertas. Olvídate de cortarlo. Con una buena aplicación de aceite de argán podrás hacer que recupere todo su esplendor. Garantizado.

Además, al aceite de argán en el pelo funciona como una barrera natural contra la caspa. Esto se debe a que la caspa proviene principalmente de una excesiva sequedad del cuero cabelludo. La hidratación que proporciona el aceite de argán contrarresta dicha sequedad. Al menos cuando se emplea de manera constante sobre el cuero cabelludo. Porque esa es la siguiente pregunta lógica: ¿cómo aplicar el aceite de argán en el pelo? ¿Cuántas veces? ¿En cuánta cantidad? Lo resolvemos a continuación.

 

Cómo aplicar el aceite esencial de argán en el cabello

Anteriormente hemos visto para qué sirve el aceite de argán. Puede que no solucione tus problemas concretos con tu cabello. En ese caso, te recomendamos echar un vistazo a otros artículos sobre productos para el cabello como nuestro post “Las propiedades del aceite esencial de lavanda para el pelo”. Puede que en esas líneas encuentres las respuestas que andas buscando. En caso de que el aceite de argán sí resuelva efectivamente tus problemas capilares, querrás saber cómo utilizarlo.

Lo primero que tienes que saber es que el modo de utilización del aceite de argán en el pelo depende de aquello que queramos conseguir exactamente. Si el objetivo es disfrutar de un cabello más hidratado y brillante, tienes únicamente que poner un poquito de aceite de argán en tu mano, frotarlo sobre el cuero cabelludo brevemente, dejarlo actuar durante aproximadamente una hora y, finalmente, aclararlo con agua. Con un único empleo serás capaz de percibir sus efectos en tu cabello.

En el caso de que quieras acabar con esas puntas abiertas que tantos disgustos te provocan, tendrás que ser algo más constante. Toma un poco de aceite de argán y aplícalo sobre las puntas. Hazlo una vez al día durante varios días hasta que vayas notando la diferencia. Por último, respecto al último uso del aceite de argán, como freno contra la caspa, tendrás que aplicar un poco sobre el cuero cabelludo y el cabello antes de acostarte. Permite que actúe durante toda la noche y acláralo al día siguiente. Te ayudará.