El 80% de los adolescentes sufren de acné juvenil. Aunque puede presentarse en cualquier momento, es uno de los rasgos característicos de esta etapa. Hoy en día existen infinidad de tratamientos y remedios que nos permiten abordar la dolencia y corregir posibles secuelas. Hay que tener en cuenta que, en los casos más graves, puede propiciar la aparición de cicatrices, heridas, manchas y otra clase de imperfecciones de la piel que quedarán registradas en el rostro de manera indefinida. Por estos motivos, hoy dedicamos este espacio a los remedios para el acné juvenil.

 Qué es acné juvenil

El acné juvenil se puede considerar una enfermedad. Las lesiones que provoca son granos, puntos negros, espinillas o irritaciones en la piel. Se presenta en la adolescencia porque se trata de una etapa de la vida en la que la interacción de hormonas provoca un exceso de sebo. Las bacterias tienen a acumularse en los poros de la piel, por lo que el sebo no fluye correctamente y se forman puntos negros por el rostro además de los famosos granitos o espinillas.

El principal problema de esta dolencia es que puede tener repercusiones psicológicas. La estética es una preocupación social muy importante que, además, durante la adolescencia puede ser una prioridad. Por otra parte, si no se tratan debidamente estas imperfecciones de la piel, pueden derivar en dolencias mayores.

Cuando tocamos la zona afectada, rascamos o tratamos de eliminar los granos de manera manual y brusca, propiciamos la aparición de heridas. Estas pueden convertirse en cicatrices que nos acompañen durante mucho tiempo. Aunque muchos aparecen en la espalda, lo más habitual es que se muestren en el rostro, por lo que es muy difícil ocultarlas.

Hoy revisamos como tratar el acné juvenil para eliminar el riesgo a que estas lesiones se agraven y puedan tener consecuencias a largo plazo.

Causas del acné juvenil

Como ya hemos mencionado, la principal causa del acné juvenil es la obstrucción de los poros. Durante la adolescencia nuestro cuerpo experimenta cambios hormonales. Las glándulas segregan demasiado sebo y se puede producir una sudoración excesiva. Todo esto puede propiciar esta obstrucción y la consecuente aparición de acné.

Sin embargo, hay otros factores que influyen en este proceso. Por ejemplo, algunos tipos de piel son más propicios a desarrollar estas dolencias.  También hay que tener en cuenta que la dieta, el estrés y ciertos medicamentos pueden aumentar el nivel de acné.

Remedios para el acné juevenil

No existe todavía ningún método que sea completamente eficaz para prevenir esta dolencia. Sin embargo, sí que hay remedios de acné juvenil que se pueden utilizar incluso de manera preventiva. Una pequeña acción que podemos incluir en nuestra rutina para evitar la acumulación de grasa es limpiar el rostro dos veces al día. Para ello es recomendable utilizar un jabón suave y especifico para la cara.

Además, el cabello puede estar afectando a la salud del rostro. Los flequillos o las melenas largas están constantemente en contacto con el rostro. Esto fomenta la acumulación de sebo. Por eso, es mejor tratar de alejar el cabello de la cara y evitar su contacto. Maquillarse es posible pero lo ideal es utilizar productos de calidad y evitar que contengan aceites o grasas. Para ello, puedes consultar nuestro laboratorio de cosmética natural.

Por último, no hay mejor tratamiento de acné juvenil que no tocar nunca los granos. Debido a la desesperación de la situación, muchos pacientes tienden a intentar eliminarlos y los tocan, agravando la situación. Lo mejor es hartarse de paciencia y confiar en los tratamientos profesionales. No sé curará de manera rápida, pero sí que será efectivo y sin consecuencias para nuestra tez.

Tratamientos para el acné juvenil

Cuando se trata de una afección bastante grave, puedes consultar a tu medico especialista. Ellos son quienes mejor saben como quitar el acné juvenil. Confía en su criterio y en sus tratamientos para conseguir los mejores resultados. Para el acné leve, lo más habitual es que se realice un tratamiento tópico, con exfoliantes y retinoides. Sin embargo, el tratamiento para el acné juvenil cuando este es severo, es el sistémico. Esto quiere decir que se incluyen antibióticos y retinoides. En los casos más graves se puede, incluso, llegar a realizar tratamientos quirúrgicos.