Las propiedades de un producto pueden perderse con el paso del tiempo. Cuando hablamos de maquillaje, aunque sea natural o, aunque tenga componentes que ayuden a alargar su conservación, ocurre lo mismo. La fecha de caducidad de los cosméticos está marcada y no solamente desde el día que lo abrimos, sino desde el momento de su creación.

 

¿El maquillaje caduca?

Es cierto que las cremas o los maquillajes no podrán provocarnos ninguna clase de intoxicación si los usamos pasado el debido tiempo, ya que no los consumimos como ocurriría en el caso de los alimentos. Sin embargo, sí que podemos sufrir graves consecuencias en nuestra piel. Esto se debe a que los cosméticos son perecederos. Ya hablamos de la caducidad de las cremas solares, ahora lo haremos de los cosméticos. 

Sí, el maquillaje caduca. Su vida útil y en buenas condiciones es bastante larga, pero pasado cierto tiempo pueden perder sus propiedades, por lo que no causaría el efecto esperado al aplicarlo, o, en los peores casos, producir irritaciones o erupciones en nuestra dermis.

Al hablar sobre la caducidad de los cosméticos lo hacemos de manera general, pero es cierto que algunos productos tienen una longevidad mucho mayor. Esto depende de su composición, es decir, de los principios activos o la capacidad oxidativa de la crema. Sin embargo, también influyen mucho las condiciones de conservación. Para empezar no es lo mismo guardar el producto sin abrir que su conservación una vez abierto.

De la misma forma, el ambiente al que este expuesto puede acelerar su deterioro. Por esta razón, es recomendable guardar maquillajes y cremas en las condiciones recomendadas indicadas normalmente en el nevase de compra. Por lo general, se trata de temperaturas medias y en ambientes frescos.

 

Caducidad de los cosméticos sin abrir

En muchas ocasiones los maquillajes o las cremas caducan independientemente del tipo de producto, sino de la composición del mismo en cuestión. Es decir, no se podría afirmar de manera categórica que las barras de labios tienen una longevidad mayor que las sombras de ojos, ya que existen una amplia gama de posibilidades dentro de cada campo. La forma de determinar la duración del maquillaje es atendiendo a su composición.

En cualquier caso, lo que está claro es que las sombras de ojos caducan y las barras de labios también. Esto quiere decir, que independientemente del producto y la composición, llegará un momento en el que las propiedades de sus componentes se pierdan. Lo que puede variar es el tiempo durante el cual mantengan su buen estado y cumplan sus funciones.

Por esta razón, los cosméticos suelen incluir referencias sobre la fecha de caducidad del producto en su etiquetado.  La caducidad de los cosméticos sin abrir viene indicada junto al símbolo de un reloj de arena. De esta forma nos señalan si el producto cerrado caducara en menos de 30 meses o aguantara este tiempo en perfectas condiciones. Si este segundo fuera el caso, no suele aparecer indicado nada al respecto en la etiqueta.

En todo caso, hay algunos productos sobre los que podemos tener un periodo de vida orientativo que nos indique cuando será aproximadamente su fecha de caducidad. Las cremas hidratantes suelen durar entre 12 y 30 meses, as bases de maquillaje aproximadamente un año, las sombras de ojos pueden conservarse hasta 35 meses y las barras de labios entre 12 y 30 meses aunque aguantan muy bien n diferentes ambientes. Sin embargo, estas orientaciones deben ser únicamente orientativas, ya que, como hemos indicado previamente, solamente el envase del producto nos puede indicar las fechas correctas en base a la composición del artículo.

 

Duración del maquillaje una vez abierto

Mientras que el tiempo de caducidad del producto cerrado puede no venir indicado en el envase, sí que es obligatorio incluir el PAO (period after opening) , es decir, el tiempo de vida del producto una vez abierto. Están obligados todos los laboratorios cosméticos

La duración del maquillaje una vez abierto se indica en el envasado señalando el número de meses que puede durar seguido de la letra M y junto al símbolo de un bote con la tapa abierta. En algunos países puede no ser una norma oficial, pero en la mayoría de los países europeos encontrarás este etiquetado para poder saber la caducidad de los cosméticos.