¡El verano ya está aquí! El sol, la piscina, la playa, el buen tiempo…. Todo nos incita a relajarnos y dejarnos llevar. Sin embargo, esta época es muy peligrosa. Para empezar, mostramos mucho más la piel, pero es que además aumentan los riesgos causados por el calor y la alta exposición a los rayos del sol. Como sabemos que lo que quieres es lucir radiante este verano, hoy te ofrecemos las mejores recomendaciones para cuidar la piel en verano.

Si no nos preocupamos por prevenir los estragos del verano y sus condiciones en nuestra piel, podemos arriesgarnos a una mala experiencia. La piel se deshidrata mucho más rápido y se vuelve mucho menos resistente hacia posibles infecciones. Además, nos enfrentamos al riesgo de que se produzcan manchas en la epidermis que son, no solamente antiestéticas, sino además muy peligrosas.

 

10 sencillos Tips para proteger tu piel en verano

Como sabemos de sobra lo peligroso que puede ser el sol y nuestras rutinas veraniegas para nuestra piel, hoy tratamos los mejores consejos para proteger la piel en verano. Toma nota para no olvidarte de ninguno de ellos durante tus vacaciones. Seguir estas sencillas recomendaciones puede marcar la diferencia entre una piel con una apariencia deslumbrante y una grave dolencia con serias consecuencias a largo plazo. Aquí van los 10 tips imprescindibles sobre cómo cuidar la piel en verano.

 

Hidratación:

En esta época resulta de vital importancia utilizar una crema hidratante de buena calidad. Además, debemos utilizarla para tratar tanto el rostro como el resto del cuerpo. Hoy en día existen toda clase de aceites y lociones para que puedas escoger el formato más práctico para tu rutina. También debemos asegurar el consumo de agua, ya que esta ayuda a la hidratación de todo nuestro organismo.

 

Limpieza:

Uno de los cuidados de la piel en verano más importantes es una buena limpieza. En esta época los poros tienen a cerrarse. Por esta razón, recomendamos una limpieza diaria con productos suaves. Además, puedes utilizar un buen exfoliante facial o de cuerpo un par de veces por semana para retirar los restos de células muertas. Verás que tu piel se siente mucho más suave y fresca.

 

Crema solar:

Los rayos ultravioleta pueden dañar gravemente nuestra piel. De ahí la importancia de utilizar crema solar con un factor de protección alto. Aunque depende mucho del tipo de piel, se recomienda que, como mínimo, se trate de un factor de 15 FPS. Debes aplicarlo una media hora antes de exponerte al sol y recuerda volver a aplicarlo sobre la piel cada cierto tiempo. ¡Te aseguramos que te pondrás morena, pero sin que tu piel quede desprotegida!

 

Mascarillas:

Las mascarillas son perfectas para obtener resultados eficaces y de manera rápida. Se trata de uno de los cuidados más cómodos para tu piel. Además, existen mascarillas diferentes para toda clase de problemas y de pieles. Aprovecha todas sus ventajas y luce una piel espectacular este verano.

 

Vitamina C:

Es muy recomendable tratar nuestra piel con vitamina C cada mañana. Cuando la piel esta descansada es el momento perfecto. Este activo no solamente regula la pigmentación, sino que también es antioxidante. Por lo tanto, verás tu piel rejuvenecida y con un tono espectacular. Por si fuera poco, consumir vitamina C nos ayuda a mejorar la protección de nuestra piel desde el interior.

 

Ropa:

Aunque no te lo creas, la ropa que usamos puede también afectar a nuestra piel. Lo ideal es decantarnos por ropa ligera y de colores claritos. Además, es fundamental prestar atención al tipo de calzado. En esta época es muy común la proliferación de hongos por ambientes húmedos o de irritaciones y alergias en la piel.

 

Alimentación:

Debemos intentar evitar las carnes y las gaseosas. Sin embargo, las frutas y verduras son realmente beneficiosas en esta época. Como es lógico, nuestra prioridad debe ser beber mucha agua. Así aseguramos una buena hidratación tanto para nuestro cuerpo como para nuestra piel en verano.

 

Sueño:

Cuando dormimos las células de nuestra piel recuperan fuerzas. Por esta razón, si queremos conseguir una piel luminosa y rejuvenecida, debemos asegurar que dormimos durante las horas recomendadas.

 

Depilación:

¡Tranquila! Puedes depilarte en verano. Sin embargo, lo más aconsejable es evitar el sol en las horas posteriores a la depilación. No solamente tendrás mucho más sensible la piel, sino que además será más propensa a las quemaduras.

 

Medicamentos:

Ciertos medicamentos pueden alterar el estado de nuestra piel, especialmente cuando lo exponemos al sol. En caso de consumir la píldora anticonceptiva o algún medicamento similar, te recomendamos consultar a tu medio sobre los efectos secundarios en caso de tomar el sol.