La cosmética se encuentra inmersa en un proceso de enorme transformación. Los consumidores ya no quieren únicamente que los productos que emplean sean efectivos. También desean que sean naturales y que respeten su piel a corto, medio y largo plazo. En Heberfarma estamos totalmente de acuerdo. Por eso ya llevamos décadas desarrollando y comercializando cosméticos con ingredientes 100% naturales. Como el llamado jabón de Alepo, una alternativa a los jabones industriales que hemos estado utilizando durante tantísimo tiempo.

 

Beneficios del jabón natural de Alepo

¿Pero qué es el jabón de Alepo exactamente? Pues un jabón de aceite de oliva reforzado con aceite de laurel. Su nombre proviene de la región siria de Alepo, donde ha estado elaborándose y utilizándose de manera artesanal desde hace muchos siglos. Como tantos otros productos cosméticos naturales que comenzamos a descubrir aquí en Occidente ahora, el jabón de alepo cuenta con toda una historia de éxito y eficacia probada. Según los expertos historiadores, además, el jabón de alepo es el antecesor directo del conocidísimo jabón de Marsella.

Su reciente popularidad tiene sus razones. Y es que el jabón de Alepo proporciona innumerables beneficios a los que optan por su utilización en lugar de por la utilización de jabón industrial convencional. Para empezar, carece de glicerina, un ácido graso añadido artificialmente a los jabones comerciales. Además, y dado que tampoco tiene aditivos químicos, colorantes, aromatizantes ni ninguna otra sustancia no natural, el jabón natural de Alepo es totalmente hipoalergénico. Una propiedad que lo hace perfecto para pieles dedicadas, niños y bebés.

Además, el jabón natural de Alepo proporciona muchos otros beneficios provenientes del aceite de laurel que contiene. Por ejemplo, beneficios antisépticos, muy importante a la hora de proteger nuestra piel de infecciones y de combatir trastornos de la piel como el acné. Eso sí, estos últimos beneficios dependen de la concentración de aceite de laural que contenga entre sus ingredientes. Los hay con porcentajes de aceite de laural inferiores al veinte por ciento y los hay con porcentajes de aceite de laurel superiores al cuarenta por ciento.

 

Dónde comprar jabón de Alepo

No son las únicas propiedades del jabón de Alepo. También reestablece la capa hidrolípica de la piel, protege frente a las agresiones externas, favorece la cicatrización y alivia las irritaciones del afeitado. Por eso se utiliza con multitud de fines diferentes. Desde crema para la limpieza de las manos hasta gel de ducha, pasando además por champú. Es más, el jabón de Alepo protege el cuero cabelludo al tiempo que proporciona mayor volumen y mayor brillantez al propio cabello. Un producto verdaderamente versátil.

¿Dónde comprarlo? El jabón de Alepo lo encontrarás en todo tipo de tiendas cosméticas físicas y online. No es necesario que viajes hasta Siria para encontrarlo, probarlo y enamorarte de sus propiedades. Eso sí, ten presente que, al igual que ocurre con muchos otros cosméticos naturales, muchos fabricantes lo mezclan con sustancias sintéticas para obtener soluciones más efectivas o económicas. ¿Nuestra recomendación? Utilizar siempre aquel que sea realmente natural. Es la mejor manera de proteger tu piel.

Además, vamos a darte otra muy buena noticia: el jabón natural de Alepo tiene una durabilidad enorme. Hasta varios meses es capaz de aguantar una sola pastilla. En primer lugar, porque sus ingredientes naturales soportan el paso del tiempo sin sufrir deterioro alguno. En segundo lugar, porque no necesitas mucha cantidad de jabón de Alepo para cada uso. Si buscas un producto polivalente que puedas utilizar como champú, gel y crema de las manos, este jabón natural es tu solución. ¡A cuidarse!