El jengibre es una de las plantas de moda en la cocina moderna. Especialmente en el mundo de los zumos. Para quienes nunca lo hayan probado (cosa extraña), tiene un aroma y un sabor muy intenso, incluso picante. De ahí que las cantidades de la planta de jengibre que se añade a los platos y a los zumos sea muy pequeña. Quizá un poco más en la cocina asiática, de donde es originario este alimento. Allí suelen usarlo para toda clase de guisos, salsas, postres y bebidas. India, China, Nepal, Indonesia y Tailandia son los principales productores mundiales.

 

Jengibre planta

La planta de jengibre pertenece a la familia de las zingibiráceas. No obstante, lo que de verdad tiene valor para los seres humanos es su tallo, más conocido como rizoma por extenderse bajo tierra. Aunque muchos crean que lo que consumen es la raíz del jengibre, no lo es. Sea como sea, está presente de una u otra manera en las cocinas de todo el planeta. Ya sea como tallo entero, como especia en polvo o como jugo. Las razones son varias. Por un lado, su singular sabor. Y, por otro, sus múltiples beneficios para nuestro organismo. Veamos cuáles son.

 

Beneficios del jengibre

Uno de los principales beneficios del jengibre es su favorecimiento digestivo. Su consumo actúa sobre nuestro cuerpo eliminando microorganismos intestinales nocivos y haciendo proliferar, en su lugar, microorganismos beneficiosos. En otras palabras: nos ayuda a tener una flora intestinal más saludable. Y no es necesario consumir toneladas para disfrutar de esta acción. Basta con introducirlo levemente en nuestra alimentación para empezar a surtir efecto. Es una de las razones fundamentales por las que se añade a los zumos verdes détox.

Pero el jengibre también tiene otras ventajas. Por ejemplo, es un excelente aliado contra el mal aliento. En estos casos debe utilizarse al levantarse o tras las comidas, ya que refresca la boca y deja un aroma alimonado en ella. Otra de las cualidades del jengibre es su poderosa acción antiinflamatoria. Por esta razón, es muy aconsejable en personas que sufran artritis. Y también es una buena arma para prevenir otras enfermedades como el cáncer o los derivados de la acción de los radicales libres, ya que tiene propiedades antioxidantes.

Además, esconde otros secretos, como su capacidad para elevar el calor corporal. Esto lo hace perfecto durante las épocas invernales, especialmente para personas frioleras. O como su capacidad para acelerar el metabolismo, destapándose así como una buena herramienta complementaria para perder peso. O como su poder oculto como afrodisíaco natural. Por último, otras propiedades del jengibre para la salud su acción contra las migrañas, el efecto antiestrés que guarda y el refuerzo del sistema inmunológico de nuestro cuerpo. No es poca cosa, ¿verdad?

 

Propiedades del jengibre

Para entender por qué tiene tantos beneficios para la salud, debemos conocer cuáles son las propiedades del jengibre. Muchas de sus acciones, como la antiinflamatoria o la anticancerígena, se deben a unos componentes activos del jengibre conocidos como gingeroles. Aunque no son los únicos. El jengibre también contiene muchos otros como los citronelales, los limonelos o los canfenos. Todos juntos, convierten a este pequeño y discreto tallo en uno de los mejores componentes que podríamos tener por la cocina.

Pero, además, el jengibre también cuenta con una enorme cantidad de minerales como el aluminio, el fósforo, el calcio, el magnesio, el potasio o el cromo. Y vitaminas tan importantes como la vitamina C y la vitamina B6, entre algunas otras. Por supuesto, también posee macronutrientes, especialmente carbohidratos en un porcentaje de alrededor del 70%, de los cuales solo el 3,5% son azúcares. También grasas saludables y proteínas. En definitiva, el jengibre, está repleto de propiedades y beneficios. ¿Quieres conocer otro estupendo alimento? Consulta nuestro post sobre el té verde.