¿Quieres lucir una piel facial estupenda? Pues no podrás conseguirlo sin un buen limpiador facial. Su utilización es fundamental para mantener nuestro cutis libre de impurezas y de toxinas. También para que los cosméticos que utilicemos a continuación consigan penetrar verdaderamente en la piel. De lo contrario, quedarán flotando sobre unos poros taponados. ¿Pero qué jabón limpiador facial utilizar? ¿Cuál puede ayudarnos a tener nuestra piel facial verdaderamente limpia? Síguenos que vamos a contarte todos los secretos que necesitas saber.

 

Jabón limpiador facial

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no todas las pieles son iguales. Como ya estudiamos en otro de nuestros posts, titulado Tipos de piel, existen pieles normales, pieles secas, pieles grasas y pieles mixtas. En cada caso necesitaremos un jabón de limpieza facial específico que respete las características propias de nuestra piel. De lo contrario, podríamos estar provocando la aparición de nuevos problemas cutáneos, por no hablar de que estaríamos reduciendo la efectividad de la propia limpieza. Siendo tan importante, sería un gran error.

 

Gel limpiador facial piel grasa

¿Tienes una piel grasa o una piel mixta? Entonces deberías utilizar productos que no aumenten la obstrucción de los poros. En otras palabras, el mejor gel limpiador facial para piel grasa es aquel que contiene sustancias astringentes como el extracto de té verde o la lavanda. Y olvídate de utilizar productos de limpieza o incluso de maquillaje que contengan alcohol y aceites. Es muy importante mantener la piel alejada de sustancias sebosas o capaces de aumentar el sebo natural. Además, en este tipo de pieles la limpieza facial es aún más importante.

 

Mejor limpiador facial piel seca

¿Tienes una piel seca y necesitas desmaquillarla? Pues tu mejor opción son los aceites limpiadores. Estos no solo eliminan las impurezas dejadas por los productos cosméticos, sino que además le proporcionan a la piel toda la hidratación que necesitan. También las leches limpiadoras y los geles limpiadores soap free son dos buenísimas alternativas de jabón limpiador facial. Además, las aguas micelares resultan perfectas para cuando no llevas el maquillaje puesto y solo quieres mantenerla limpia de las toxicidades del ambiente.

 

El mejor limpiador facial diario

Por tanto, hablar del mejor limpiador facial en términos generales es un error. Lo hemos dicho varios millones de veces y lo seguiremos diciendo hasta el final de nuestros días: en cosmética no existen las soluciones estándar. Todo lo contrario. Si queremos tener nuestra piel hidratada, si queremos tenerla bien maquillada, si queremos que esté limpia y protegida, lo primerísimo que tenemos que hacer es conocerla. Si no conocemos nuestra piel, pero conocerla de verdad, estamos condenados a jugar a la ruleta rusa con los productos cosméticos.

¿Has llegado a conocer bien tu propia piel? ¡Enhorabuena! Ahora estás en disposición de hacerte con la clase de limpiador facial que necesitas. Avísanos cuando lo tengas y te explicaremos cómo aplicarlo. ¿Ya? ¿Tan deprisa? Pues toma una pequeña cantidad entre tus manos y aplícatelo en la cara. A continuación, masajea durante varios segundos el rostro mediante movimientos circulares. No dejes ninguna zona sin untar ni masajear. Una vez listo, enjuaga tu cara con agua tibia y elimina los restos con una muselina. Toda una limpieza facial profesional.

O casi. Porque estaremos de acuerdo que, como los profesionales, nadie. Ellos realizan estas prácticas de manera diaria y conocen qué necesita cada piel para lucir perfecta. Si bien no todas ni todos podemos permitirnos acudir a un centro estético para recibir una limpieza facial profesional diaria, es muy recomendable complementar la limpieza facial diaria casera con una visita mensual a dichos centros. De esa manera nos aseguramos que las pequeñas impurezas que no logramos eliminar de manera casera no se van acumulando.