Seguro que alguna vez has conocido o visto a alguien con manchas blancas en diferentes partes del cuerpo. Estas zonas carecen totalmente de coloración y pueden ser de diferentes tamaños. También pueden aparecer en cualquier parte de nuestra piel. Las personas que presentan estos síntomas sufren vitíligo. 

¿Qué es el vitíligo? Se trata de una enfermedad de la piel. Se trata de una dolencia impredecible ya que la velocidad con la que aparecen o se extienden estas manchas blancas en la piel depende de cada caso. Además, puede llegar a afectar al pelo y a la zona interior de la boza. En la mayoría de los casos aparece antes de los cuarenta años y afecta a toda clase de pieles. Sin embargo, es más habitual su aparición en personas con la piel oscura.

Causas del vitíligo

Las causas del vitíligo no se han determinado con exactitud. Su aparición se produce cuando las células que producen pigmentos desaparecen o dejan de producir melanina. Como este elemento es que otorga color a la piel, a los ojos y al pelo, estos pueden perder su coloración. Sin embargo, aun no se ha determinado porque estas células mueren o dejan de cumplir su misión.

No obstante, los expertos sospechan que hay ciertos factores que propician su aparición. De esta forma, puede tener que ver con cuestiones hereditarias o por alguna alteración genérica, aunque la existencia de antecedentes en ambos progenitores no asegura que los descendientes padezcan esta dolencia. También se le asocia a desencadenantes como quemaduras o estrés. Por último, se sigue estudiando que la despigmentación de la piel pueda deberse a un trastorno del sistema inmunitario. Según esta teoría, nuestro propio sistema de protección atacaría a los melanocitos.

Síntomas del vitiligo

Seguro que después de conocer esta dolencia, te preguntas como empieza el vitíligo. Pues sus síntomas iniciales son muy característicos e interesantes. Comienzan haciéndose visibles manchas claras de color blanco que aparecen alrededor de orificios de nuestro cuerpo como los ojos, la nariz o la boca, por ejemplo. Lo más curioso es que surgen de manera totalmente simétrica.

Los síntomas del vitíligo son estas manchas, que pueden llegar a adquirir una extensión de cualquier tipo. Esto quiere decir que se pierde la pigmentación en la piel. Además, puede aparecer coloración blanca en el cabello de una forma prematura. De hecho, también podemos encontrar una perdida de color en el interior de la boca o en el globo ocular.

Sin embargo, en muy raras ocasiones se experimentan picores en estas lesiones. Lo más habitual es notar únicamente la aparición de estas manchas. Existen diferentes grados según la abundancia de manchas y según la localización donde se encuentren.

Como hemos mencionado, es bastante imprevisible. Por lo tanto, no se puede determinar cuánto crecerá o hacía que zona. La velocidad con la que se produce su aparición también es muy variable.

Tratamientos del vitiligo

Todavía no existe un tratamiento para el vitíligo que sea totalmente eficaz. Sin embargo, existen ciertos procedimientos que ayudan a mejorar la situación. Para empezar, es fundamental asegurar una buena foto protección y una buena dieta. Consulta a tu mayorista de cosméticos para conseguir los productos más efectivos y de mayor calidad para tu piel.

La foto quimioterapia es un tratamiento que permite activar lo melanocitos que aun funcionan. También se le llama PUVA oral y solamente se aplica en pacientes que hayan superado los 10 años de edad. Se combina la ingesta de psoralenos con una exposición a ratos UVA. Las sesiones se repiten dos veces por semana y puede alargarse hasta el año y medio de y tratamiento.

También es popular la despigmentación. Este tratamiento se aplica en los pacientes que hayan sufrido un vitíligo muy intenso. Lo que se hace es realizar un blanqueado de piel para unificar el tono. Para ello se utilizan cremas especiales y sus resultados son de carácter irreversible.

Por último, en ciertas ocasiones se emplean cirugías para trasplantar melanocitos a las áreas dañadas.