¿Alguna vez has sentido un fuerte picor en la piel?  Las personas que han sufrido prurito conocen perfectamente ese impulso irrefrenable de querer rascarse. Se trata de una dolencia muy incómoda, durante la cual lo único que quieres saber es como aliviar el picor.  Hoy hacemos un repaso para saber que es el prurito y como actuar en caso de padecerlo.

Qué es prurito

El prurito consiste en un fuerte picor en el cuerpo sin causa aparente. Provoca unos fuertes deseos de rascarse, acompañados de una sensación incómoda e irritante. En algunas ocasiones puede desembocar en una dolencia más grave. Se trata de casos en los que se hace necesaria la intervención de un médico.

Su aspecto puede variar mucho, por lo que cambia de tener un aspecto normal a enrojecido o con pequeñas hinchazones o protuberancias. De hecho, si el paciente se rasca, las zonas de la piel afectadas pueden sangrar y terminarían infectándose.

En algunas ocasiones la dolencia dura mucho tiempo, puede llegar a prolongarse más de seis semanas. En estos casos, la calidad del paciente empeora. El prurito afecta al sueño, el descanso y puede producir ansiedad. Las lesiones causadas al rascarse pueden producir cicatrices en la piel o lesiones permanentes.

Para tratar el picor en el cuerpo, resultad fundamental determinar las causas que lo han provocado. Se suelen utilizar lociones medicinales y humectantes, además de medicamentos orales. En nuestro laboratorio cosmético contamos con productos de gran calidad para hidratar la piel y calmar el picor.

Causas de los picores en la piel

Las casusas del picor en la piel son muy variadas. En muchos casos, el prurito esta relacionado con enfermedades de la epidermis. Por ejemplo, las personas que tienen la piel muy seca o eccemas pueden sufrir estas dolencias. Por supuesto, también lo provocan la urticaria o las picaduras de insectos.

De la misma forma, se trata de una forma de identificar alergias. Las irritaciones en la piel y la picazón son reacciones naturales a aquellos productos que nos producen alergias. Lo más habitual es que se desarrollen estas dolencias por el contacto con plantas venenosas, cosméticos o productos químicos.

 Sin embargo, en otras ocasiones, el picor en el cuerpo puede estar relacionado con enfermedades internas. Por ejemplo, puede ser un síntoma de anemia o insuficiencia renal.  También está muy relacionado con enfermedades psiquiátricas. Por ejemplo, el estrés o la ansiedad pueden desarrollar esta clase de picores. La depresión o los trastornos obsesivos pueden degenerar también en esta expresión física del trastorno interno.

Por último, se trata de una dolencia que puede desarrollarse en diferentes etapas de la vida. Por ejemplo, durante el embarazo.

Cómo aliviar los picores en la piel

Aunque resulte casi imposible, es fundamental no rascar ni frotar las zonas afectadas. Además, debemos cuidar el jabón que utilicemos, procurando productos de calidad y limpiándolo completamente antes de salir de la ducha. Para aliviar el picor de la piel es muy útil aplicar cremas hidratantes o compresas frías.

Por otra parte, es recomendable utilizar ropa ligera y fresca y evitar la humedad, el calor excesivo o los ambientes muy secos. La mejor forma de soportar esta dolencia es tratando de relajarse y distraerse con otras actividades.

En los casos en los que ninguno de estos remedios consiga aliviar la zona, aunque sea de forma esporádica, lo más recomendable es acudir a un especialista. Ellos nos recetaran una crema especial con hidrocortisona y esteroides. En los casos más graves es habitual la recomendación de antihistamínicos.

Si el picor en todo el cuerpo llega a tal punto que provoque dolores abdominales, coloración amarilla de la piel, perdida de peso o debilidad y cansancio excesivo, será indispensable acudir de inmediato a un médico. Son signos de alarma que deben ser tratados por un especialista.