Sabéis en que en Heberfarma nos encanta explicaros de la manera más sencilla posible qué son todas esas cosas que ocurren en vuestras pieles y que, en muchos casos, condiciona vuestra autopercepción estética. Aquí hemos hablado del acné, de la celulitis o de las verrugas. Pero queremos continuar en esta línea con nuestro artículo de hoy. Un artículo en el cual exploramos qué son esos puntitos negros que aparecen en nuestra cara, qué hace que aparezcan, qué manera de prevenirlos tenemos y qué manera de eliminarlos tenemos una vez aparecen.

 

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros, también conocidos como comedones, son dilataciones del folículo piloso de la piel. Aunque pueden aparecer en muchos sitios diferentes del cuerpo, lo más habitual es encontrarlos en la llamada zona T de nuestra cara, en la espalda y en menor medida en el tórax. Obviamente, son los puntos negros que aparecen en la cara los que más problemas nos generan. Después de todo, generan una sensación de suciedad que afecta al modo en que nos vemos. Por eso queremos ayudarte hoy a deshacerte de ellos para siempre.

Pero antes debemos saber que existen dos tipos de puntos negros diferentes. Por un lado, encontramos aquellos más pequeños conocidos como microcomedones. Y, por otro lado, encontramos aquellos más grandes conocidos como macrocomedones. En ambos casos vienen producidos por lo mismo: la obstrucción de los poros de la piel a causa de una producción sebácea excesiva. Una producción de grasa que provoca la acumulación de melanina en la obstrucción, oscureciéndolo hasta parecer un punto negro. ¿Pero cómo quitar los puntos negros?

 

Tratamiento puntos negros en la cara

El mejor tratamiento para los puntos negros es la prevención. Una prevención que comienza conociendo qué tipo de piel tenemos. Y es que es muy diferente tener una piel normal, una piel seca, una piel grasa o una mixta. Una vez conozcamos en profundidad nuestra propia piel, deberemos seleccionar muy cuidadosamente todos los productos cosméticos que solemos utilizar. Es muy importante que no sean comedogénicos. Es decir, que todos sus ingredientes sean saludables y no taponen los poros de nuestra piel. Como decíamos, es la causa principal.

También puede resultar muy conveniente utilizar productos que regulen la secreción sebácea. Productos que se encarguen de que nuestro organismo no genere un exceso de grasa que tapone los orificios y termine generando la aparición de los puntos negros. Por otro lado, y en cuanto a la prevención, es muy importante también que no toquemos los puntos negros con las manos sucias. Son muchas las personas que intentan extraérselo mediante sus propias manos. En su lugar, vamos a explicarte qué hace para quitar los puntos negros.

 

Eliminar los puntos negros de la nariz

Los avances siempre acuden en nuestra ayuda cuando los necesitamos. En el caso de los puntos negros, existen mascarillas especiales destinadas a quitarlos que pueden sernos de verdadera ayuda. Hay dos opciones: o bien aplicárnosla a nosotros mismos en casa o bien ponernos en manos de profesionales. Lo importante siempre es que cualquier tratamiento de puntos negros sea realizado mediante cosmética de verdadera calidad. En caso de querer obtener resultados profesionales necesitamos emplear productos profesionales.

No es el único remedio. También podemos utilizar exfoliantes faciales una o dos veces por semana. Eliminar las células muertas también impide que los poros se taponen y generen aún más grasa. Asimismo, también podemos utilizar el vapor de agua para provocar que los poros de nuestra piel se abran. De esa manera será bastante más fácil extraer los puntos negros. Sin embargo, y dicho todo esto, el mejor tratamiento o la mejor crema para los puntos negros debe seleccionarlo un especialista de la piel. Esto es solo una orientación.