¿Preocupado por tu pelo? No es para menos. En los últimos años los casos de perdida de cabello y de alopecia se han multiplicado considerablemente.  Todo puede afectar a nuestro pelo, desde la dieta hasta el nivel de estrés o el clima en el que vivimos. Por esta razón, asegurar un tratamientos capilares efectivo según nuestra clase de pelo y nuestras necesidades resulta muy importante.

En la mayor parte de los casos en los que existen problemas relacionados con el cabello, estos pueden ser mitigados si se tratan a tiempo.  Hablamos de diferentes tipos de tratamientos para el cabello sin la necesidad de someterse a ninguna clase de cirugía. Es decir, existen otros tratamientos además de los trasplantes o injertos capilares. Estos productos pueden fortalecer tu cabello para evitar o solucionar ciertos problemas capilares.

De hecho, seguramente en tu rutina diaria utilices varios tratamientos capilares. Muchos de estos productos son habituales en cualquier hogar, ya que todos cuidamos nuestro cabello cada día. Al lavarlo o al peinarlo estamos ayudando a fomentar el cuidado de esta parte de nuestro cuerpo.   Por esta razón, hoy vamos a hablar sobre los diferentes tipos de tratamientos capilares y para que sirven.

 

Tipos de tratamiento capilar

 

Productos de limpieza:

Este es un producto presente en cualquier hogar. Todos acostumbramos a limpiar nuestro cabello de forma regular. Por esta razón, el champú es ya un habitual en nuestras duchas. Sin embargo, existen de diferentes tipos según sus objetivos. Además, hay algunos que permiten realizar un lavado en seco, sin necesidad de agua.

Acondicionadores:

El objetivo de estos productos es mantener el pelo hidratado. Esto quiere decir, que el cabello también adquirirá más vida. Además, resultara más sencillo cepillarlos, ya que lo suavizan. Normalmente se escogen estos productos según el champú, complementándose entre ambos.

Productos anticaspa:

Si alguna vez has encontrado esas molestas y pequeñas partículas blancas en tu cabello o ropa, te habrás preguntado: ¿qué es la caspa? Son, nada más y nada menos, que células muertas. Proceden del cuero cabelludo y se amontonan en forma de escamas. La razón de padecer esta dolencia se debe a un hongo presente en nuestro organismo. Por esta razón, si revisamos los tratamientos capilares anticaspa encontraremos antifúngicos en su composición.

Productos anticaídas:

Estos productos no son milagrosos. No puede regenerar el pelo o hacer que surjan nuevos folículos de donde no hay. Sin embargo, si que son capaces de evitar su caída. Por lo general la perdida del cabello se debe a casusas genéticas o ambientales, por lo que contienen activos para luchar contra la caída de cabello.

Tratamientos nutritivos:

Para que nuestro pelo luzca fuerte y no se rompa de manera fácil, debemos asegurar que este bien nutrido. Con estos productos, conseguiremos un aspecto saludable y un cabello mucho más resistente. Entre esta clase de productos, encontramos muchos tratamientos capilares profesionales que se venden en el mercado y aseguran el cuidado de esta parte de nuestro cuerpo.

Otros tratamientos capilares:

Existen también productos que trabajan de manera específica según las necesidades de cada cabello. Por ejemplo, aquellas personas que tengan un pelo rizado o con excesivo volumen, pueden optar por productos alisadores. Sus efectos serán temporales, pero resolverán el problema durante un tiempo. De la misma manera, las personas con cabello lacio pueden optar por onduladores. También cambian la estructura del cabello para que tenga un aspecto distinto. Además, hoy en día, están a la venta una gran cantidad de tratamientos capilares profesionales que podemos utilizar cómodamente en nuestra casa.