¿Conoces el famoso “botox natural”? Aunque parezca increíble, se trata de veneno de abeja, también denominado apitoxina. También es muy famoso por su gran utilidad tratando toda clase de traumatismos. La melitina, responsable del dolor que nos produce la picadura, también puede ser muy beneficioso para nuestro organismo. De esta forma, las propiedades del veneno de abeja lo convierten en un tratamiento natural perfecto para nosotros.

Aunque este elemento ha formado parte de la historia de la cosmética, últimamente se ha popularizado mucho la apiterapia. Se trata de un tratamiento caracterizado por aplicar veneno de abeja con fines terapéuticos. Algunos de los procesos que se realizan para tratar a los pacientes incluyen miel, polen, propóleo o, incluso, larvas. Son muchas las celebrities que se han único a esta práctica, aunque no todas han salido bien paradas.

Aunque el veneno de abeja tiene beneficios muy buenos para nuestro organismo, existen ciertas personas a las que no les sientan bien estos tratamientos. Como es lógico, aquellos que son alérgicos a cualquier clase de producto generado por este animal o a sus picaduras, también será alérgicos a estos remedios. Así le ocurrió al actor Gerard Butler que ha sido ingresado ya dos veces en el hospital tras someterse a estos tratamientos.

Propiedades del veneno de abeja

Las investigaciones han demostrado que realmente de puede utilizar el veneno de abeja como forma de medicina alternativa. Muchas dolencias pueden tratarse a través de la apiterapia. Normalmente se ofrecen estos tratamientos en clínicas privadas. Inyectan el veneno en el paciente evitando que el animal se desprenda de su aguijón. Recientemente se ha conseguido extraer directamente de manera artificial simplificando el proceso. Por lo tanto, es un procedimiento nada invasivo y con muy buenos resultados.

Una de las propiedades del veneno de abeja que más destaca es su capacidad antiinflamatoria. Esto le permite crear cortisona de manera natural en nuestro organismo. Tiene muchas propiedades en el mundo de la cosmética, por eso existen muchos productos y cremas que contienen esta clase de elementos en su organismo.

Además, el veneno de abeja contiene también sustancias como la melitina, la fosfolipasa o la apamina. Estos componentes son un antídoto estupendo para enfermedades musculares y cutáneas. También es muy beneficioso para la salud circulatoria. Gracias a su capacidad de excitar el sistema nervioso, funciona también como un protector de neuronas.

Por último, se trata de un potente analgesico. Se trata de un antibiótico natural. Por lo que, teniendo en cuenta su acción antiinflamatoria, se convierte también en un calmante perfecto.

Beneficios del veneno de abeja para la piel

Como hemos ido viendo, son muchas las propiedades del veneno de abeja. Estas producen muchos beneficios para nuestro organismo. Sin embargo, son beneficios de diferentes tipos y en distintos niveles.

Para empezar, es un remedio muy eficaz para los deportistas. Dilata tanto las arterias como los capilares, por lo que la circulación sanguínea resulta mucho más fluida. Además, ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico y es capaz de reducir inflamaciones. Por estas razones resulta un tratamiento perfecto para diferentes tipos de lesiones.

Por si fuera poco, también es un remedio infalible para toda clase de dolores musculares, tendinitis, esquinces, dolor cervical, gota o, incluso, herpes. Por último, también nos ofrece muchos beneficios a nivel estético. El veneno de abeja es conocido por ser una alternativa más natural a los populares tratamientos de botox. Favorece la elaboración de colágeno y repara las células dañadas.

¿Qué te parece? ¿Te animas a disfrutar de todos los beneficios del veneno de abeja? Son muchas las propiedades que nos pueden causar buenos beneficios. Este tratamiento cada vez se impone con más fuerza y estamos seguros de que en poco tiempo será una técnica tan habitual como otras muchas.