Los aceites vegetales naturales son sustancias con una enorme cantidad de beneficios para nuestro cuerpo. Aquí en el blog de Heberfarma hemos hablado ya acerca de unos cuantos. Te recomendamos en concreto los artículos acerca de las propiedades del aceite de jojoba y acerca de las propiedades del aceite de coco. Son todos aceites, pero proporcionan ventajas diferentes. Por eso es importante conocerlos todos y aprovechar los beneficios específicos de cada uno de ellos. Hoy hablaremos del aceite de baobab.

Propiedades del aceite de baobab

El aceite de baobab proviene del árbol Baobab, ubicada a lo largo del África occidental, aunque de manera muy abundante en Senegal. En concreto de sus semillas, unas sustancias riquísimas en vitaminas, razón por la cual son muy explotadas en la industria cosmética. Además, el aceite de baobab proporciona una enorme hidratación a nuestra piel, lo que la convierte en un ingrediente natural perfecto para las cremas que solo se basan en ingredientes vegetales y minerales presentes en la naturaleza.

Pero no es el único beneficio que nos aporta el aceite de baobab. Las propiedades del aceite de baobab nos ayudan también a combatir el envejecimiento debido, principalmente, a esa enorme carga de vitaminas y de minerales que trae consigo. En ese sentido, es excelente para luchar contra la oxidación celular. Por si fuera poco, este aceite tambien posee propiedades calmantes que ayudan a que la piel se sienta mucho mejor. Con un poquito de aceite de baobab en casa podemos lograr muchas cosas.

Aceite de baobab para la piel

Como ya hemos apuntado, el aceite o la crema de baobab son grandes cuidadores de nuestra piel. Porque hidratan, porque calman y porque poseen poder emoliente. Aunque todos los tipos de pieles pueden sacarle mucho partido, la realidad es que las pieles secas y las pieles sensibles encontrarán muchos más beneficios. De hecho, las pieles grasas deberían limitar el uso no solo de este aceite sino de cualquier aceite facial. Todo en cosmética es relativo. Debemos encontrar lo que funciona para cada una.

Al margen de las propiedades del aceite de baobab que hemos indicado anteriormente, existen otras muy útiles como su propiedad suavizante o su propiedad antiinflamatoria. Todas juntas hacen que cuiden de una manera muy especial la estética y la salud de nuestra piel. Además, son fantásticas para reducir las estrías a lo largo del tiempo. Solo tenemos que aplicarlo de manera frecuente para que, poco a poco, vayamos viendo los resultados. Pero las aplicaciones del aceite de baobab no se limitan a la piel.

Para qué sirve el aceite de baobab

Porque las características del árbol de baobab, de sus semillas y del aceite de estas también aportan una enorme cantidad de beneficios a nuestro pelo. ¿Cuáles? Pues uno de los más importantes es que poseen una potente acción reparadora, lo que combate las puntas abiertas y aporta lozanía al cabello. Detrás de esta, las otras ventajas del aceite de baobab para el pelo más relevantes son el brillo que ofrece y la protección frente al calor. Por eso muchas personas lo usan antes de secarse o plancharse el pelo.

¿Quieres probarlo? Puedes comprar semillas de baobab tú misma y preparar tu aceite de manera casera. Sin embargo, y si no tienes mucha experiencia en procedimientos como este, nosotros te recomendamos la compra de alguna de las propuestas de aceite de baobab que existen en el mercado. Aplícalo después de las duchas y disfruta de un cabello más suave y más sedoso. ¡Es natural y no generará daños secundarios como otros cosméticos químicos!