En Herberfarma siempre hemos apostado porque los ingredientes de los productos cosméticos y de los productos médicos que comercializamos sean ingredientes naturales. O, el menos, que no incluyan ingredientes no naturales nocivos para nuestra salud. Después de todo, existen muchísimos de esos ingredientes todavía en el mercado. ¿Qué sentido tiene intentar cuidar nuestra piel con un cosmético cuyos ingredientes también tienen potencial para dañárnosla? Para nosotros nada. Y por eso apostamos también por los productos no comedogénicos.
 
 

¿Qué son los productos comedogénicos?

Los productos comedogénicos son aquellos que taponan los poros de nuestra piel. Esto provoca que estos no transpiren adecuadamente y de manera natural, lo que desemboca a su vez en la aparición de numerosos problemas de la piel. Problemas como los puntos negros, las espinillas o la proliferación de la bacteria Cutibacterium acnes, culpable de la aparición del acné tanto en los jóvenes como en los adultos. Además, la obstrucción de los poros genera también una gran acumulación de grasa que deteriora la estética de nuestra piel.
 
Por supuesto, los ingredientes con mayores probabilidades de producir efectos comedogénicos en nuestra piel son aquellos procedentes de aceites sintéticos. Pero no son los únicos. También muchos ingredientes de origen mineral pueden generar dichos efectos. Y en menor medida los ingredientes animales e incluso vegetales que superen las cantidades adecuadas. En ocasiones menos es más. En cosmético lo importante se encuentra en el término exacto. Aún así, lo no comedogénico o comedogénico de un ingrediente depende de cada persona.
 
 

Encontrar cosméticos no comedogénicos

Como apuntábamos antes, existen muchos productos cosméticos en el mercado que contienen ingredientes capaces de generarnos efectos comedogénicos. Especialmente a quienes poseen una piel mucho más grasa de lo habitual. Pero no debemos preocuparnos: existen fabricantes y distribuidores de cosméticos como Heberfarma que piensan en ello. Nuestros productos están elaborados con ingredientes naturales en las cantidades adecuadas. Aquí podrás encontrar los productos no comedogénicos que tanto necesitas.
 

Crema de noche no comedogénica

Pocas veces un producto comedogénico hace tanto daño como cuando lo utilizamos de noche y nos vamos a dormir con él. En ese sentido, una crema de noche que contengan ingredientes con potencial comedogénico pueden provocar que nuestros poros no respiren bien durante las horas que estamos dormidos. Y dormimos una media de siete u ocho horas. Demasiadas horas como para no preocuparnos. Nosotros te recomendamos utilizar siempre una crema de noche no comedogénica que permita a tu piel transpirar.
 

Maquillaje no comedogénico

Otro de los aspectos de la cosmética donde más importante resulta utilizar ingredientes que no taponen nuestros poros. Al fin y al cabo, solemos llevar el maquillaje puesto durante bastantes horas al día. El combo de una noche de crema comedogénica y un maquillaje comedogénico se presenta como un hándicap tremendo para la salud de nuestra piel. Solo tenemos una. Así que lo mejor es utilizar maquillaje no comedogénico que nos permita estar divinas sin estropear eso que tanto amamos.
 

Jabones no comedogénicos

Todos los productos comedogénicos producen imperfecciones en nuestra piel a largo plazo. Eso es especialmente notorio en personas con tendencia a generar más sebo en su piel. Por eso en sus casos no es suficiente con utilizar crema de noche y maquillaje no comedogénico. También es necesario que empleen jabones no comedogénicos para lavarse la cara diariamente. De esta manera evitamos taponar nuestros poros mientras intentamos conseguir justo lo contrario. Es la ironía de muchos cosméticos. Confía en Heberfarma. Damos lo que prometemos.