Los aceites esenciales son aceites altamente volátiles obtenidos a partir de la destilación de plantas del tipo lipofílico. Es decir de plantas que tienen alguna clase de afinidad con los lípidos. ¿Y sabes lo mejor? Que los aceites esenciales tienen enormes beneficios para la salud humana. En el blog de Heber Farma ya vimos dos aceites esenciales con propiedades extraordinarias. El aceite esencial del árbol del té y el aceite esencial de lavanda. En el artículo de hoy profundizaremos en las propiedades del aceite de romero.
 
 

Aceite esencial de romero

Como apuntábamos antes todos los aceites esenciales son obtenidos a partir de alguna variedad de proceso de destilación. En el caso de aceite esencial de romero, y como podemos deducir fácilmente, es obtenido a través de la destilación de la planta homónima. Una planta con la que estamos enormemente familiarizados dada su presencia en nuestros parajes naturales. Después de todo hablamos de una planta con un origen en la región del Mediterráneo. De ahí que incluso la utilicemos habitualmente como especia en la cocina.
 
¿Pero qué tiene de particular el aceite esencial de romero? En primer lugar, cuenta con un aroma muy pero que muy potente, a medio camino entre el alcanfor y lo dulce. Y, en segundo lugar, posee unas propiedades magníficas que lo convierten en uno de los aceites esenciales más producidos y demandados del mundo. Es por eso que a continuación vamos a hablarte de sus propiedades más maravillosas con sumo detalle. De esa manera podrás contar con él cuando tengas determinados problemas. ¡Acompáñanos!
 
 

Propiedades del aceite de romero

Son muchísimas las propiedades del aceite de romero. Por eso vamos a quedarnos con aquellas que tienen un mayor impacto. Como por ejemplo sus propiedades aromáticas que lo convierten en un aliado perfecto a la hora de combatir los síntomas de los resfriados y de las gripes. En concreto, para sacarle provecho en este sentido debemos hacer vahos con él. Es muy efectivo. ¿No nos crees? Pues pruébalo la próxima vez que una gripe o un resfriado llame a tu puerta. Sentirás un enorme alivio. Garantizado.
 
Además, y por sus propiedades calmantes, el aceite esencial de romero funciona genial como mecanismo a la hora de aliviar los dolores articulares, especialmente los dolores de espalda. Del mismo modo, es un gran aliado cuando queremos aliviar esos desagradables dolores de cabeza que no nos abandonan. Lo importante es que utilices únicamente las cantidades recomendadas. Después de todo, y como ocurre con el resto de los aceites esenciales, sobrepasar dichas cantidades puede tener efectos adversos.
 
 

Aceite de romero para la cara

Pero también queremos hablar de las propiedades cosméticas del aceite esencial de romero. Porque tiene unas propiedades antibacterianas y antisépticas fabulosas. Hasta tal punto que es uno de los remedios más empleados a la hora de tratar el acné. Especialmente cuando hablamos de remedios cien por cien naturales y orgánicos. Además, y por esas mismas propiedades, también funciona muy bien como remedio contra las escamaciones provocadas por la caspa, producida a su vez por la proliferación de una levadura.
 
¿Y qué hay del aceite de romero para la cara? Pues además de servirnos para paliar el acné, también posee una enorme utilidad para combatir los excesos de sebo. Esto permite a quienes tienen las pieles grasas por una tendencia excesiva a la generación de sebo a reducir estas cantidades. Eso tiene un impacto muy claro en el cutis y en el aspecto de este. Para ello basta con tomar dos o tres gotitas del aceite esencial de romero y ponerlas en un algodón mojado para frotar seguidamente la piel de la cara con suavidad.