La fitoterapia es la rama de la medicina tradicional que utiliza las plantas para tratar enfermedades y cuidar de la salud humana. En artículos anteriores os hablamos de las propiedades de la caléndula para la piel y de las propiedades de la equinácea para los niños. Eso por no hablar de nuestra sección dedicada al aloe vera, sin duda alguna una de las plantas estrella de la fitoterapia. Hoy queremos hablar de otra planta que se caracteriza por poseer innumerables propiedades beneficiosas para nuestra salud: la ortiga.
 
 

Qué propiedades curativas tiene la ortiga

Antes de estudiar qué propiedades curativas tiene la ortiga debemos conocer en profundidad cuáles son sus componentes más beneficiosos. En ese sentido, comenzamos con sus vitaminas. Porque la ortiga cuenta con vitaminas tan importantes como la vitamina A, la vitamina C o la vitamina K, además de varias clases de vitaminas del grupo B. Otros micronutrientes esenciales presentes en la ortiga son los minerales, de los que podemos destacar el calcio, el hierro, el magnesio, el fósforo, el potasio o el sodio.
 
Pero no termina ahí la cosa. Porque entre las propiedades de la ortiga también encontramos grasas como el ácido linolénico, el ácido linoleico, el ácido palmítico, el ácido esteárico o el ácido oleico. A ello tenemos que añadir polifenoles como el kaempferol, la quercetina, el ácido cafeico o la cumarina; y pigmentos como son el betacaroteno, la luteína o el úteo xantina. Eso por no hablar de sus aminoácidos, las unidades básicas de las proteínas, de los cuales contiene absolutamente todos los esenciales.
 
 

Para qué se utiliza la ortiga

Con ese currículum de sustancias químicas en su interior no debemos extrañarnos de que la ortiga disponga de una variedad tan elevada de aplicaciones. ¿Te estás preguntando para qué se utiliza la ortiga? Pues son muchos sus usos. Para empezar, y como insinuábamos en el apartado anterior, usos curativos, puesto que la ortiga contiene propiedades antivirales y antibacterianas que permiten tratar infecciones de la piel como es la varicela, la psoriaris, los eczemas o las picaduras de insectos, entre muchísimas otras.
 
Pero también existen muchas propiedades de la ortiga para el cabello. En primero lugar, contra su caída, las cuales combaten gracias a dos minerales esenciales para el cuero cabelludo y el cabello con son el sílice y el azufre. En segundo lugar, a la hora de eliminar la caspa. Basta con utilizarla a modo de mascarilla para el disfrute de estos dos beneficios. Esta es la razón de que podamos encontrarla -o a algunas de las sustancias que forman parte de ella- en multitud de productos para el cabello. Pero hay mucho más.
 
 

Beneficios de la ortiga para la salud

Porque existen muchos otros beneficios de la ortiga para la salud. Como el alivio del dolor muscular y del dolor articular gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la reducción de los niveles de azuúcar en sangre o la reducción de la fatiga provocada por la deficiencia de hierro. Por supuesto, en cada caso conviene tomar la ortiga de una manera diferente. Lo importante es ajustarse siempre a las dosis recomendada y consumir la ortiga con criterio. Haciéndolo así, puede convertirse en una gran aliada de nuestra salud.
 
También de nuestra salud digestiva. Y es que sí, la ortiga, tomada en forma de infusión, también disminuye problemas digestivos como la acidez, el estreñimiento o la flatulencia. Por último, podemos utilizar la ortiga con el objetivo de combatir las consecuencias respiratorias de las alergias, ya que también tiene el poder de favorecer la expectoración. Ahora ya conoces todos los beneficios de la ortiga para la salud. Incorpórala a tu vida y verás cómo te resulta útil en muchísimas circunstancias.