Todos recordamos perfectamente aquella época, mucho tiempo atrás, en que andábamos todo el día con heridas aquí y heridas allá. Éramos niños. Corríamos, saltábamos y jugábamos con una preocupación inexistente acerca de nuestra propia salud. ¿Y quién puede culparnos? Desde entonces, por suerte, nos tropezamos, nos caemos y nos golpeamos con bastante menos frecuencia. Aunque eso no significa que no lo hagamos. Los hay más torpes. Los hay más hábiles. Pero las heridas forman parte de nuestras vidas sí o sí.

Y, a diferencia de aquella otra época, ya no tenemos a nuestras madres para curarnos. Ahora nos toca a nosotros ponernos en modo enfermero y sanar nuestras propias heridas para que no infecten o dejen cicatrices evitables. La pregunta, sin embargo, es cómo curar una herida de manera casera. La mayoría de gente simplemente deja que curen solas, pero no siempre es una buena opción. Por eso hoy vamos a explicarte qué pasos debes seguir y que debes evitar a toda costa si no quieres correr riesgos innecesarios.

 

Curar una herida en 5 pasos

En primer lugar, lo que debemos hacer es analizar la gravedad de la herida que acabamos de hacernos. Porque en los casos en que la hemorragia no se detenga al presionar sobre la herida, en que haya algún elemento dentro de la herida incrustado, en que la profundidad de la herida se antoja muy grande o en que haya involucrada en el incidente un elemento potencialmente infeccioso como clavos oxidados, mordeduras animales o humanas, es necesario acudir a un centro médico. No debemos curar una herida de este tipo por nuestra cuenta.

En segundo lugar, tenemos que frenar la hemorragia. Como decíamos antes, habrá que presionar sobre la herida con una gasa hasta que deje de sangrar. Seguidamente, y este es el tercer paso de cómo curar una herida rápido hay que limpiar la herida aplicando suavemente sobre ella agua corriente o suero fisiológico. De esta manera es cómo eliminamos los restos de suciedad adheridos. Restos que podrían provocar una infección. Por eso el cuarto paso será la desinfección de la herida con clorhexidina o povidona yodada.

Para acabar, solo nos queda el quinto y último paso: tapar la herida. Aunque la cultura popular siempre ha dicho que hay que dejar las heridas curar al aire libre, lo cierto es que es solo un mito. Lo mejor es cubrir la herida con materiales de farmacia especiales para ello, ya que de esta manera protegemos la herida de las bacterias. Ahora solo queda que cicatrice para poder, ya sí, quitar el material que cubre la herida. Pasará un tiempo, claro está. Y en el siguiente apartado vamos a decir cuánto tarda en curar una herida exactamente.

 

Cuánto tarda en curar una herida

Siendo muy precisos, no existe un tiempo concreto para la cicatrización total de una herida. Depende del sistema inmunitario de cada uno, de la gravedad de la herida y de lo bien o mal que hayan curado previamente la misma. Pero, de manera aproximada, sí que podemos establecer un intervalo: entre una y dos semanas. Es lo que suele tardar el organismo en cicatrizar una herida. Alrededor de una semana después de esa cicatrización se produce una curación de la herida total.

 

Qué no hacer al curar una herida

Os aconsejamos que, cuando sufráis una herida, sigáis el sencillo tutorial de 5 pasos que hemos desarrollado. De esta manera evitaréis caer en errores que pueden ser perjudiciales para vuestra salud. Como, por ejemplo, soplar sobre la herida, transmitiendo así miles de bacterias bucales. O extraer de forma casera un objeto incrustado en la herida. O utilizar agua oxigenada u alcohol, en lugar de povidona yodada o clorexhidina. Porque sí, el alcohol y el agua oxigenada no son, a pesar de décadas usándolo, lo más beneficioso para curar una herida.

Eso sí, utilizad povidona yodada o clorexhidina, nunca las dos a la vez. Y es que juntos pueden dar lugar a efectos adversos indeseados. También hay que evitar remedios caseros para curar heridas. Los clásicos remedios heredados durante tantas generaciones pero que no tienen sustento científico. Adherirse al tutorial que hemos explicado es lo mejor que podéis hacer. Es sencillo. Claro. Efectivo. Y recomendado por los especialistas médicos. Esperamos haberte ayudado desde nuestro laboratorio cosmético. Siempre preocupados por tu salud.