Todos conocemos de las increíbles propiedades nutricionales y medicinales del aceite de oliva. Sin embargo, pocos conocen los beneficios de este producto para cuidar y tratar nuestra epidermis. No solamente es un remedio natural, sino que además resulta de lo más económico e ideal para toda clase de pieles.

El aceite de oliva en la piel puede ser uno de los mejores tratamientos para cuidar de nuestra epidermis y asegurar un aspecto estupendo de la misma. Como se trata de una grasa muy saludable y con altos niveles de vitaminas E y A, se convierte en un producto muy beneficioso. Estas propiedades nos ayudan a asegurar nuestra salud tanto interna como exteriormente. Por estos motivos, se ha convertido en un producto muy popular en los últimos años, tanto en la cocina como a modo de tratamiento estético.

Las propiedades del aceite de oliva para la piel

El mundo de la estética lleva años aprovechando las propiedades del aceite de oliva para la piel. De hecho, no solamente ofrece excelentes resultados, sino que no presenta ninguna clase de contraindicación o efecto secundario sobre la piel.  De esta forma, se convierte en una opción estupenda para tratar nuestro cutis.

En determinadas épocas, nuestra epidermis se ve expuesta a muchas agresiones externas que pueden dañarla gravemente. Esto produce resequedad en zonas concretas, que pueden llegar a degenerar en pequeñas heridas. El aceite de oliva es un humectante estupendo. Aplicándolo en la zona, esta se hidratará rápidamente, mejorando su salud y su aspecto.

Además, también es un estupendo producto para reducir y minimizar las arrugas. Como contiene antioxidantes, minerales y vitaminas, la piel queda nutrida y elástica. Esto hace que su aspecto se vea rejuvenecido. De hecho, su alto contenido en vitamina E fomenta la renovación celular.

Entre las propiedades del aceite de oliva para la piel también destacan sus componentes naturales. Estos permiten que la piel se broncee sin que los rayos UVA la afecten. Además, tiene también propiedades cicatrizantes y relajantes. ¿A que no se te ocurre otra forma mejor de cuidar tu piel que con una mascarilla de aceite de oliva disfrutando de sus efectos calmantes?

Cuando aplicar el aceite de oliva en nuestra piel

Escoger el momento el que utilizar el aceite de oliva no es nada sencillo. A pesar de todas sus grandes propiedades, este producto es muy graso. Por esta razón, necesita bastante tiempo para secarse y para que la piel absorba todos sus beneficios. Si buscamos una buena hidratación, el mejor momento para aplicarlo es por la noche. Puedes aplicarlo justo antes de ir a dormir y dejarlo actuar durante todo tu tiempo de descanso. De esta manera, por la mañana, descubrirás una piel mucho más hidratada y suave. Sin embargo, otra opción muy eficaz es utilizarlo a modo de crema hidratante al salir de esta ducha. Sin embargo, hay que tener en cuenta que habrá que esperar a que quede bien absorbido antes de ponernos la ropa.

Cómo aplicar el aceite de oliva en la piel

Existen muchas formas de aplicar este producto. Aunque en algunos casos dependen sobre todo de la necesidad o el objetivo por el que estemos utilizando este tratamiento, también podemos decidirnos por la opción que nos resulte más cómoda. Si lo que buscamos es simplemente hidratar la piel, se puede aplicar directamente el producto en la zona a tratar.

Otra opción diferente es utilizarlo a modo de exfoliante natural. En este caso, basta con mezclarlo con azúcar y utilizar la mezcla resultante como cualquier exfoliante normal. Además, en los casos en los que nuestra piel presente irritación o quemaduras por el sol o por efectos secundarios de la depilación, se puede aplicar suavemente en la zona. Lo ideal es ayudarnos de un algodón y bañar la zona con pequeños toques. Por si fuera poco, el aceite de oliva desmaquilla la piel. Si quieres sacarle provecho al 100% limpia tu cara con este producto.

Sin embargo, lo más habitual es utilizarlo en forma de mascarilla facial. Lo mejor de esta opción es que se puede mezclar el producto con otros elementos naturales que aporten aun más propiedades a nuestra epidermis.  Los resultados estarán garantizados al tratarse de un tratamiento totalmente natural.