Seleccionar el jabón adecuado para nuestro cuidado personal es muy importante. Porque no hablamos solo de la higiene, sino también de la salud de nuestra piel. En ese sentido, es importante evitar jabones que sean agresivos con la misma debido a ingredientes químicos artificiales. Hace tiempo ya os hablamos sobre todas las propiedades del jabón de Alepo, una fantástica alternativa a los jabones industriales. En el artículo de hoy hablaremos acerca del jabón de glicerina natural, otra opción que merece la pena considerar.
 
 

¿Qué es la glicerina?

Pero antes de nada debemos comprender en qué consiste exactamente el jabón de glicerina natural o, en otras palabras, ¿qué es eso de la glicerina? Pues bien, la glicerina es una sustancia obtenida por hidrólisis de grasas y aceites mixtos. Sus características son que es líquida, que es viscosa, que tiene un sabor muy dulce y que puede adoptar una forma espesa cuando se congela. Propiedades todas ellas que la convierten en una sustancia perfecta para la elaboración de determinados productos comerciales.
 
¿Pero cuáles son estos productos? En ese sentido, podemos encontrar la glicerina como ingrediente tanto de productos de higiene como los jabones como de productos cosméticos, productos farmacéuticos e incluso productos alimentarios. Podemos encontrar la glicerina tanto en grasas animales como en grasas vegetales. Lo más importante de conocer qué es la glicerina es tener claras sus beneficiosas propiedades naturales. Y eso es lo que vamos a analizar en el siguiente apartado. ¿Nos acompañas un poco más?
 
 

Propiedades del jabón de glicerina

Una de las principales propiedades del jabón de glicerina es que cuida enormemente nuestra piel. Así, los beneficios de su empleo en la misma abarcan desde la nutrición e hidratación hasta la suavización, pasando por la revitalización, la exfoliación e incluso la curación de la misma. Un conjunto de propiedades que puede tener un efecto rejuvenecer en nuestra piel. Lo único que tenemos que hacer es emplearla con frecuencia de manera óptima para empezar a ver resultados en el tiempo. Mucho mejor que las alternativas industriales.
 
Pero además de esto, las propiedades del jabón de glicerina van mucho más allá. Su capacidad hidratante y su capacidad exfoliante proporciona a nuestra piel una protección frente al desarrollo del acnes, sin duda alguna una de las afecciones dérmicas más extendidas del mundo. Por supuesto, combatir el acné de forma natural tiene otras muchas consecuencias en el estado de nuestra piel como la ausencia de las espinillas, los granos y otras erupciones derivadas del acné. ¿A qué esperas? ¡Pruébalo ya y compruébalo tú misma!
 
 

Jabón de glicerina para la cara

Como apuntábamos antes, muchos jabones industriales contienen sustancias que, aunque no son tóxicas, de lo contrario no podrían comercializarse, sí resultan perjudiciales para la belleza de nuestra piel cuando son aplicadas de manera intensa y prolongada en el tiempo. Además, es una exposición totalmente innecesaria y evitable si tenemos en cuenta que existen alternativas como los jabones naturales en pastilla o el jabón de glicerina natural. Solo tienes que cambiar un hábito y, voilà, grandes mejoras.
 
Por supuesto, puede utilizarse el jabón de glicerina para la cara. De hecho, es uno de sus usos frecuentes dado el poder exfoliante que tiene y las propiedades antiacné que posee. No obstante, y aunque no padezcas acné en este momento, el jabón de glicerina orgánico continúa siendo una opción fantástica. Los expertos en cosmética suelen utilizarlo porque saben de primera mano las ventajas que nos ofrece. Consigue una piel de lujo con un producto 100% natural. Lo tienes al alcance de tu mano.