La cosmética natural está ganando terreno poquito a poco. Durante los últimos años los consumidores han desarrollado una mayor concienciación en torno al valor de lo orgánico y de lo sostenible. Pero no solo en la cosmética. También en los productos de higiene hemos visto crecer la demanda de sustancias naturales que respeten al máximo la salud del organismo. Desde champús hasta geles de ducha, pasando por pastas para los dientes o jabones de manos. De estos últimos, los jabones naturales en pastilla, hablaremos hoy.
 
 

Jabón de manos natural

Los jabones naturales en pastilla son mucho más antiguos de lo que podamos imaginar. Llevan siglos entre nosotros. Sin embargo, fueron opacados en el mercado por jabones menos naturales. Como decíamos, esto comienza a revertir nuevamente gracias a un cambio en la filosofía de consumo de las personas. Ya no solo buscamos eficiencia en los productos que compramos. También queremos que sean respetuosos tanto con nuestra piel como con el planeta. Y los jabones de manos naturales cumplen dichos requisitos.
 
¿Pero cuáles son los beneficios del jabón de manos natural? Pues son muchos. Para empezar, no contienen fragancias artificiales ni productos químicos añadidos, tan habituales en los jabones de manos industriales a los que estamos acostumbrados. Esto es una ventaja porque dichos productos adicionales pueden producir irritación en nuestra piel. Especialmente cuando contamos con una piel muy sensible. Por contra, este jabón natural conserva toda la glicerina, lo cual resulta tremendamente provechoso para dichas pieles sensibles.
 
 

Mejor pastilla de jabón para la ducha

Pero los jabones naturales no son solo mejores para las manos. En realidad, también la mejor pastilla para la ducha resulta ser una pastilla de jabón natural. Un ejemplo sería el jabón de Alepo, del cual ya hablamos largo y tendido en otro de nuestros artículos. Porque los beneficios que puedan tener sus componentes a la hora de cuidar nuestras manos también se mantienen en el caso del resto del cuerpo. Como por ejemplo las grandes ventajas de los aceites esenciales que contienen. Son enormemente terapéuticos.
 
Porque sí, la mayoría de jabones naturales en pastilla suelen elaborarse como resultado de una reacción de tipo química entre un ácali (hidróxido de sodio o hidróxido de potasio) y un ácido graso. Ese ácido graso que resulta tan importante suele ser aceite de oliva virgen extra. Una sustancia cien por cien natural que cuenta con infinidad de beneficios para la piel. Sin duda, el mejor aceite que podemos emplear para nuestra piel. Y eso no es todo: los jabones naturales también prescinden de los derivados del petróleo.
 
 

Jabón corporal ecológico

¿Quieres tener una piel perfecta? Pues entonces una buena limpieza diaria es fundamental. Al fin y al cabo, nuestro cuerpo la necesita para evitar que las células muertas se acumulen y taponen nuestros poros. Pero no todas las limpiezas son igual de buenas. Como decíamos antes, los jabones industriales poseen muchos ingredientes sintéticos nada buenos para nuestra piel. En ese sentido, un jabón corporal ecológico es capaz de marcar la diferencia. ¡La alternativa más recomendable para quienes quieren cudiarse de verdad!
 
En el mercado encontrarás muchos tipos de jabones naturales en pastilla. Solo tienes que experimentar con ellos hasta dar con aquel perfecto para ti. Después de todo, y aunque muchos usan bases de aceite de oliva, algunos otros utilizan otros aceites. ¡Y cada aceite puede ser más beneficioso para un tipo de piel! Tienes la obligación de probar hasta encontrar el idóneo. De todas formas también puedes crear tu propia pastilla de jabón natural de forma casera. Pero eso es otro artículo que haremos en el futuro. ¡Volveremos!